Soltando amarras/amarás

Esta vez la modalidad de posteo es otra, les propongo una serie de postales, dejando que las mismas narren mi viaje a Wellington en velero.

293

Con la luna como testigo caminando por la mas “platense” de las avenidas de Christchurch (rambla y arboleda) me encontré con este simpático cartel.

338

Ya en el muelle de Sumner Bay (Christchurch) esperando por zarpar

365

Cumplida mi tarea como tripulación (amarres y cocina)

367

La marea bajaba, al amanecer con marea alta estaríamos saliendo hacia la isla norte

376

Dejando atrás la bahia

377

Esta foto presagiaba lo borroso que se iba a poner en alta mar

378

Navegando con una sola vela, aun estábamos muy cerca de la costa como para desplegar la segunda.

385

Desde mi camarote podía observar por debajo del mar

403

A toda marcha

A medio camino nos cruzamos con una manada de mas 20 delfines Hector (Cephalorhynchus hectori). Esta foto no es mía, lamentablemente cuando ellos se acercaron yo estaba asegurado en la cubierta del velero y mi cámara bien lejos, dentro del camarote.

404

Ya entrando al estrecho entre las dos islas la navegación se volvió amena y disfrutable

411

Amarrando en Welli

412

419

431

De pasada pr el Saint George Hotel, lugar donde se hospedaron los Beatles cuando visitaron Nueva Zelanda

438

Interesante producto para importar a Argentina, no me refiero a la miel, sino a los nomencladores digitales para actualizar precios al ritmo de la inflación.

451

Vista de la capital de Nueva Zelanda, desde el jardín botánico

472

477

En el muelle, recorriendo los novedosos diseños urbanos

480

Siempre de noche, las grandes ciudades nos ofrecen una mirada completamente distinta

482

Mobiliario urbano que se adapta entre lo tradicional del muelle mas antiguo de la ciudad.

487

No se asusten, siempre hay escaleras para volver a levantarse

491

Podría decirles que me saque una foto justo antes de ser “abducido por una nave espacial”, pero no, se trata de un pasillo en forma de jaula por el que pasan las olas, y los transeúntes deben esperar el momento correcto para pasar sin mojarse. Quizás con esto se entienda mas mi sensación de “ludico” en todo el mobiliario urbano del muelle.

500

En Wellington me hospedé junto a una amiga chilena, quien estaba a cargo de cuidar una casa de un kiwi. Su extensa biblioteca, el estilo de la casa y su huerta me hizo cambiar un poco el pre-concepto de los ciudadanos locales.

543

Increible, pero este es el ritmo en la capital

545

Limpio y ordenado, una constante de NZ

548

Pareciera que todo esta rotulado por estos lados…

553

Sin miedo a nada, entrando a un centro de exposiciones.

555

Dinámica e interacción presentes en el relato del centro de exposiciones

561

Parecía un extraterrestre, aunque creo que era un calamar gigante en formol, habría que preguntarle a Ramiro.

562

563

571

En esta replica de las embarcaciones Maories se proyectaba un video en holograma muy interesante.

577

Ultimo atardecer en Wellington y vuelta en avión a Christchurch.

Entre las tantas contradicciones que te propone el tiempo  muchas veces me dejo llevar por saber si estoy acá o allá,  si amarro o desato, si fueron días o si fueron años. Hoy se que es en vano la búsqueda de respuestas a interrogantes anacrónicos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Soltando amarras/amarás

  1. Mama ( arias = "La Vieja ") dijo:

    “Amar” es una de las razones del vivir, y que habiendo “soltado tus amarras” , logres hacerlo; es haber realizado un buen trabajo de valoración de uno mismo, y del mundo que nos rodea.Establecer vínculos con personas de lugares tan distantes, y darte cuenta las similitudes y diferencias culturales, es sentirse parte y dentro del mundo!.!Que bueno seguir descubriendo las cosa buenas que tiene la vida !!. Siempre fuiste muy inquieto por saber , observar , conocer ; sos fiel a vos mismo , aunque nuestros cromosomas tienen memoria histórica de nuestros ancestros .
    Tenes razón es como un viaje al futuro , pero a la vez al pasado. Una combinación exótica del pasado , presente y futuro. Muy lindo todo , los delfines … que experiencia!Cuanta belleza !! ; es como ir a Tecnopolis , ja ja!! .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s